Stabat

Stabat
Xavier Maristany

Con Stabat, Xavier Maristany continúa la indagación musical en torno a la música, la voz y la escena. Con texto de Víctor Sunyol y la colaboración del escenógrafo José Menchero, con los que ya ha trabajado en anteriores ocasiones, Stabat nos habla del individuo contemporáneo, imagen de la Piedad delante de su propio cadáver. A partir de nociones como mirada, dolor, recuerdo, muerte o ausencia, reflejadas también en la fragilidad y lo efímero de las formas y los materiales empleados, la obra va construyendo su propio lenguaje a partir de los restos de los lenguajes ya inservibles y construye una reflexión y una nueva mirada sobre el individuo de nuestros días.

La palabra, la voz, la memoria

Desde el momento que Víctor Sunyol me enseñó el Stabat, supe que aquello también sería una cantata. Ni el Stabat ni yo teníamos alternativa: el texto se «siente» y, además, plantea, a modo de doble o triple horizonte, temas que me son esenciales: la madre, frente a su hijo muerto pero, al mismo tiempo, el poeta ante «el cadáver que es la lengua» y, en definitiva, la existencia como recuerdo permanente, rumor mortecina. Stabat no «habla» de la muerte, de la nada, sino del tiempo infinito del recuerdo, de una ausencia.

Stabat no es sólo la versión musical de un texto, ni siquiera su escenificación. Como en anteriores trabajos que he hecho con Víctor Sunyol, sus poemas son el punto de partida de una nueva obra.

El tratamiento de la voz será lo más amplio posible, buscando no sólo el registro «normal» de cada intérprete, sino también otras sonoridades, como respirar, reír o llorar. Y, por encima de todo, cantar.

El concepto escénico, incluyendo la participación activa de los intérpretes, es esencial. Nadie cantará o tocará sin más. Las cantantes no sólo usarán la voz, también «estarán» en escena, y utilizarán el habla, el movimiento, la manipulación de pequeños objetos.

Conceptos como la ingravidez, el agua o la fragilidad estarán presentes en todos los elementos que compondrán Stabat: texto, escenografía, música, movimiento e imágenes se convertirán en un todo, un concierto. Un espectáculo arriesgado, contemporáneo y a la vez muy visual y, por tanto, con clara voluntad de llegar a todos y en todas partes.

Stabat está instrumentado para tres voces femeninas -dos sopranos y una mezzo-, una actriz, síntesis y entorno sonoro electroacústico.

Xavier Maristany

Composición, dirección y espacio sonoro: Xavier Maristany

Texto original y libreto: Víctor Sunyol

Sala Beckett, Barcelona, 3, 4, 5 y 6 de noviembre de 2005 

Soprano: María Hinojosa / Soprano: Carme Sánchez

Mezzosoprano: Montserrat Bertral / Actriz: Montse Vellvehí

Dirección de escena: Pere Eugeni Font y Montse Vellvehí

Escenografía e iluminación: José Menchero

Vestuario: José Menchero y Raquel Bonillo

Imagen: Adolf Alcañiz

Producción ejecutiva: Olga Pratdesaba

Papel: Victòria Rabal

Prensa: Sandra Costa / Comedianet

Producción: Musicavista, Festival d’Òpera de Butxaca i Noves Creacions FOBNC

Coproducción: Ajuntament de Tiana, Festival Panorama de Olot

Con la ayuda del Departament de Cultura de la Generalitat de Catalunya

SALA DE PRENSA