Els contes de Sade

Els contes de Sade
Enric Ferrer

Los cuentos de Sade

Basado en la obra teatral Diálogo entre un Sacerdote y un Moribundo y en los cuentos La Gata Maula o El encuentro inesperado, Agustine de Villeblanche o La Estratagema del Amor, El Marido Escarmentado, La Ley del Talión y El preceptor Filósofo del Marqués de Sade y en una cita libre de la obra teatral Madame de Sade de Yukio Mishima.

La obra literario-filosófica y la persona conocida como el Marqués de Sade son una de las más controvertidas leyendas de su momento y también del siglo XX. Rebelde, revolucionario y cargado fuertemente de sexualidad, vivió gran parte de su vida encerrado en la cárcel y en el manicomio, lugares donde pudo escribir la mayor parte de su obra.

La ópera contemporánea Els contes de Sade comienza presentándonos Donatien Alphonse François de Sade, el Marqués de Sade, descendiente de uno de los más antiguos y nobles linajes de la Provenza, en la prisión de la Bastilla hacia los alrededores de 1789. Es un hombre corpulento, gordo, con ropa mugrienta y de mediana edad. El Marqués (el actor) se dedica a escribir para matar el tiempo de tedio y aburrimiento que le proporcionan tantas horas en su celda. Mientras él escribe, sus personajes (los cantantes) escenifican en su imaginación los cinco cuentos que en ese mismo momento está redactando.

Su imaginación «traslada» la representación al espacio escénico de la celda, donde veremos actuar a los cantantes mientras él, en un rincón, escribe y escribe. Sade luchaba no sólo contra el uso político del cristianismo que tenía por finalidad el dominio y la defensa de la propiedad nobiliaria sino contra el racionalismo deísta, que era el nuevo instrumento de la emergente y todopoderosa burguesía por análogas finalidades. Por ello, Sade parte del presupuesto de que el vicio es superior a la virtud porque se basa en el placer físico, dato del todo irrefutable, mientras que en la base de la virtud se encuentra sólo un deleite «moral» o «de opinión». Los cuentos narrados en el espectáculo son, además, muy representativos de la manera de entender el arte y la vida del Marqués y se encuentran en directa relación con su vida y su filosofía: «imperioso, colérico, impulsivo, exagerado en todo, con un desorden en la imaginación en lo que se refiere a las costumbres como no hubo nunca nadie; atento hasta el fanatismo, por decirlo en dos palabras, y algo más aún: mátenme o acéptenme tal como soy pues no cambiaré». Simone de Beauvoir, en su importante ensayo sobre el Marqués de Sade, responde esta última afirmación: «prefirieron matarlo. Al principio a fuego lento en el tedio de los calabozos y luego por la calumnia y el olvido». Y así fue.

Pau Guix

Música y dirección musical: Enric Ferrer

Libreto y dirección de escena: Pau Guix

Idioma: catalán / Duración aprox, 85 min 

Teatre Malic, Barcelona, del 27 de noviembre al 1 de diciembre de 2002

Personaje 1: Antoni Comas, tenor / Personaje 2: Escarlata Blanco, mezzosoprano / Personaje 3: Montserrat Melero, soprano / Personaje 4: Josep Pieres, bajo / Marqués de Sade: Enric Cervera, actor

Conjunto instrumental:

David Casanova, Pianista / Josep Pazos, Violoncelista

Iluminación: Toni Ancillo

Escenografía y vestuario: Jordi Bernaus

Corrección de estilo y de catalán: Benjamí Company

Ayudante de dirección: Marta Timón

Productor ejecutivo: Pau Guix

Productor delegado de VOX 21: Antoni Comas

Es una coproducción entre el Festival d’Òpera de Butxaca,

Teatre Malic, Associació Promoció Gestió Artística (APGA),

FOB’02 y VOX 21.

SALA DE PRENSA